Mamá con su bebé

Un bebé puede ser muy exigente, por lo que los primeros días con tu pequeño pueden parecer una ronda interminable de alimentación y cambio. Aquí observamos la atención básica para cuidar a bebés en casa:

Llorando

Mamá que aprende a cuidar a bebés

Tu bebé puede hacer su primer llanto tan pronto como se le dé el pecho, o puedes esperar hasta que nazca y comience a respirar normalmente.

Estos primeros gritos a menudo no son más que un gemido, y el llanto de cuerpo completo sigue más tarde. Es normal que tu recién nacido se ponga rojo brillante cuando llora y levante las rodillas.

El llanto es una de las formas en que tu bebé se comunica, sus gritos son su forma de decirte que está cansado o incómodo o, si has omitido sus señales de alimentación. Aprenderás rápidamente a distinguir por qué está llorando y cómo calmarlo mejor.

 

Dormido

Tu recién nacido no tiene idea del día y la noche, por lo que no tiene sentido esperar que duerma durante la noche y que se mantenga despierto durante el día.

Algunos bebés recién nacidos están más somnolientos que otros y dormirán hasta 20 de cada 24 horas, otros duermen mucho menos, pero estos períodos de vigilia pueden tener lugar en cualquier momento.

 

Maneras de cuidar a bebés recién nacidos

Aunque el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es raro, existen algunas precauciones simples que puedes tomar para ayudar a reducir los riesgos:

  • Siempre coloca a tu bebé boca arriba, en la posición de pie a pie cuando lo acuestes
  • No permitas que tu bebé se caliente demasiado, mantén las mantas metidas no más arriba que los hombros y ten su cabeza descubierta
  • Usa un colchón nuevo y firme, no uses edredones ni almohadas
  • No fumes durante el embarazo ni permitas que nadie fume en tu hogar
  • No compartas una cama con tu bebé si estás excesivamente cansado, has bebido alcohol o si tomaste alguna forma de drogas
  • Nunca duermas con tu bebé en el sofá o en un sillón.

 

Bañando a tu bebé

Si tu recién nacido se opone a desnudarse y sumergirse en agua, no lo bañe todos los días.

Ya sea que estés cubriendo y siguiendo o bañando a tu bebé, siempre elige un momento en que esté despierto y contento. Asegúrate de que la habitación donde los vas a desnudar sea cálida y tenga todo lo que necesitará listo antes de comenzar. ¡Es una de las mejores maneras de cuidar a bebés si estás solo o sola!

Lava la cara y el cuello de tu bebé con agua hervida enfriada, utilizando piezas separadas de algodón para cada ojo, alrededor de la nariz, la boca y las arrugas del cuello. Es indispensable que tengas todo a la mano y si eres de las mamás o papás que baña a su bebé en la noche y notas que ya no cuentas con jabón, shampoo e incluso pomadas para tu bebé, recurrir a farmacia san pablo servicio a domicilio será tu mejor opción.

 

Cambio de pañal

El pañal de tu bebé deberá cambiarse cada vez que se ensucie o moje. Cuando deshagas el pañal sucio, manténlo en su lugar por un momento porque es probable que tu bebé haga pipí cuando siente aire frío en la piel. Usa un área limpia del pañal sucio para limpiar cualquier suciedad en la piel.

Luego, usando toallitas sensibles para bebés o algodón y agua tibia, limpia el área del pañal. Siempre limpia a las niñas de adelante hacia atrás para evitar que los gérmenes entren en la vagina.

Los niños deben limpiarse alrededor de los testículos y el pene, pero nunca debe tirar del prepucio hacia atrás. Una vez que el área esté limpia, su bebé estará listo para un pañal limpio.

 

Estas son las mejores maneras de cuidar a bebés desde casa, que también te servirán para dormir a un bebé. Te recomendamos seguir estos consejos solo cuando los bebés son recién nacidos, ya que cuando vayan creciendo necesitarán otros cuidados. ¡Esperamos que esta información haya sido de tu agrado!