Mano con medicamentos
Salud y Bienestar

Reglas para tomar medicamentos

Porque más vale prevenir que curar, toma nota de estos consejos básicos para evitar errores con posibles efectos adversos para tu salud:

No alteres la forma farmacéutica

Los medicamentos se pueden ingerir, inyectar, aplicar sobre la piel o sobre las mucosas o inhalar.

En cualquier caso, y a no ser que el farmacéutico te indique lo contrario, la forma farmacéutica no se debe alterar nunca ya que es el vehículo del medicamento que permite al principio activo llegar al órgano diana dónde debe ejercer su efecto.

Ingerir medicamentos conlleva riesgos y más si se abusa de ellos, se toman de forma inadecuada o no se conservan según las instrucciones.

Conserva el medicamento según las instrucciones

Hay medicamentos donde se indica que se han de conservar entre 2 y 8°C, esto significa que hay que meterlos en la nevera y nunca en el congelador.

En otros se indica que hay que conservarlos a temperaturas inferiores a 25 o a 30°C. Y en otros casos no aparece ningún tipo de indicación, eso significa que se pueden conservar a temperatura ambiente sin problemas.

No dupliques la dosis cuando te saltes una toma

Cuando nos olvidamos de tomar una dosis de medicamentos como ambroxol, no debemos duplicar la dosis en la siguiente toma. Lo aconsejable es esperar a la siguiente toma y continuar con normalidad.

No tomes medicamentos porque te lo aconsejaron

Hay que tener en cuenta que los medicamentos nunca son inocuos, que todos producen efectos adversos y que, dependiendo de nuestro estado de salud, un mismo medicamento se puede comportar de forma diferente en dos personas distintas.

Cuidado con los remedios herbales

Diferentes remedios naturales

Debemos asegurarnos de que los remedios herbales que tomamos no interaccionan con nuestra medicación, ya que existen multitud de medicamentos a base de plantas medicinales y productos herbales que no se comercializan como medicamentos pero que poseen propiedades farmacoterapéuticas.

Mantén tu lista de medicamentos actualizada

Si tomamos medicamentos de forma crónica, llevar apuntada siempre con nosotros una lista actualizada de los medicamentos que ingerimos con el nombre del principio activo, dosis, número de tomas y las horas a las que nos los tomamos es muy recomendable.

De este modo podremos enseñársela a cualquier profesional sanitario que nos la solicite en cualquier momento, por ejemplo: el dentista, en urgencias, el farmacéutico, etc.

Revisa la fecha de caducidad de forma regular

En los envases de los medicamentos se indica siempre la fecha de caducidad. Es importante revisar, al menos una vez al año, las fechas de aquellos medicamentos que tenemos en el botiquín de casa, y aquellos que estén caducados deberemos de llevarlos al punto SIGRE.

Tomar medicamentos no es cuestión de juego, va tu salud de por medio. Esperamos que esta pequeña guía te ayude a tomarlos con responsabilidad y así tengas una vida saludable. 😉