mujer de embarazo

Hay muchos factores que provocan el insomnio, uno de ellos es el embarazo, aquí te decimos todo lo que tienes que saber para sobrellevar esta condición.

El insomnio se define como la dificultad para conciliar el sueño o la interrupción del mismo durante la noche. También se define como la percepción de un sueño inadecuado o de mala calidad.

El sueño inadecuado puede ser el resultado de uno o más de los siguientes:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Despertarse con frecuencia durante la noche
  • Dificultad para volver a dormir
  • Sueño reparador

¿Por qué da insomnios durante el embarazo?

Puede perder el sueño durante el embarazo por diversas razones. Cualquiera que sea la razón, es importante comprender que el insomnio no es perjudicial para su bebé.

El insomnio durante el embarazo es normal y afecta aproximadamente al 78% de las mujeres embarazadas.

5 cosas sorprendentes sobre el embarazo | Sonríe Mamá

¿Qué causa el insomnio durante el embarazo?

Durante algunas etapas del embarazo se puede tener dificultad para dormir, nota que el colchón de tipo Queen Size que tiene es bueno pero no descansa bien y además, puede presentar:

  • Malestar debido al aumento de tamaño de su abdomen.
  • Dolor de espalda
  • Acidez, para lo cual siempre hay medicamentos
  • Micción frecuente durante la noche.
  • Ansiedad
  • Anticipando la llegada de tu bebé
  • Sueños frecuentes y vívidos
  • Cambios hormonales

Soluciones para sobrellevar el insomnio

Pruebe nuevas posiciones para dormir.

Prepárese para la hora de acostarse tomando un baño caliente o recibiendo un agradable masaje.

Prepare su habitación para un ambiente cómodo para dormir.

Intente cambiar su termostato a una temperatura agradable y reproducir algunos sonidos relajantes o naturales que pueden ayudarlo a adormecerse.

Embarazo y coronavirus | Información actualizada y fiable

Pruebe técnicas de relajación, como las que quizás haya aprendido en una clase de preparación para el parto.

Si aún no puede conciliar el sueño, puede considerar levantarse. Puede intentar leer un libro, comer un pequeño refrigerio o beber un poco de leche tibia.

Haga ejercicio con regularidad durante el día.

Si tiene la oportunidad de dormir durante el día, debe aprovecharla. Sin embargo, las siestas largas pueden interferir con su horario de sueño nocturno.

Asimismo, trate de moverse y haga ejercicios en la medida de lo posible, puede hacerlos apoyada de una banca o silla.

Recuerde estirarse y hacer ejercicios de respiración, esto podrá ayudarle a conciliar el sueño de una forma más adecuada.

Para finalizar, le podemos recomendar encontrar una cama cómoda que le proporcione confort, mantenga una buena temperatura y pueda seguirlo usando después del embarazo.

Recuerde que los problemas del insomnio pueden ser temporales, por lo que en una primera instancia no se debe de alarmar.