papas a la francesa en canasta

Las papas a la francesa son una de las guarniciones más famosas para acompañar distintos platillos. Desde unas alitas de pollo hasta la ya clásica hamburguesa, La pregunta del millón es ¿este estilo de papas realmente viene de Francia?

Su origen exacto es la fuente de muchos debates entre las culturas francesa y belga, ya que cada una afirma que las llamadas papas a la francesa son su propia creación culinaria. A continuación, te cuento más a fondo de esto.

Historia de las papas en Europa

 Aunque las papas son un alimento básico en gran parte de Europa en estos días, el tubérculo no era tan popular en el continente hace unos cientos de años. De hecho, ni siquiera se presentó a los europeos hasta el siglo XVI, cuando las fuerzas españolas llevaron la papa de Perú a su país de origen. Desde allí, se dirigió a Italia y luego a los países vecinos.

 El caso de Bélgica

 Cuando la patata se introdujo por primera vez en Europa, España controlaba gran parte de lo que ahora es Bélgica. Esto significa que los ciudadanos del país probablemente habrían sido algunos de los primeros en el continente en probar las papas. Según algunos relatos, la historia de las papas fritas en Bélgica se remonta al siglo XVIII.

Los belgas tradicionalmente fríen pescado muy pequeño para comer con sus comidas. Cuando los ríos se congelaron en el invierno, se vieron obligados a recurrir a la siguiente mejor opción: la papa, que cortaron en rodajas finas para replicar el tamaño de los peces. 

En cuanto al nombre moderno del plato, papas fritas, muchas personas creen que los belgas introdujeron las papas fritas a los soldados franceses durante la guerra franco-austriaca de 1859. Según esta teoría, aunque Francia no inventó las papas fritas, el país popularizó papas rebanadas y fritas en todo el resto del mundo.

papas a la francesa y aderezos

El caso de Francia 

No fue tan fácil para las papas llegar a estar en a dieta de los franceses. Así como lo escuchas las famosas papas que llevar el nombre de este país no fueron tan bien recibidas en un principio.

Quién iba a pensar que años después el mundo las conocería como papas a la francesa y podríamos comerlas con una hamburguesa o pizza en nuestra casa con ayuda de wow+.  La realidad es que la mayoría de las personas en el país despreciaron a este tubérculo extranjero, y se consideraba comida para cerdos.

 El farmacéutico y agrónomo francés Antoine-Augustin Parmentier defendió a la papa, exponiendo a personas notables como Benjamin Franklin y María Antonieta a su vegetal favorito. 

A pesar de los valientes esfuerzos de Parmentier, los franceses no aceptaron las papas hasta que una hambruna en 1785 las hizo casi imposibles de evitar. En algún momento durante las próximas décadas, los chefs parisinos comenzaron a cortar papas en tiras y freírlas. Las papas a la francesa, como se les llama, se convirtieron rápidamente en una comida callejera popular vendida por vendedores ambulantes.

¿Quién inventó las papas a la francesa?

Entonces ¿fue un invento francés o tuvo su origen en Bélgica? La realidad es que puede que nunca lo sepamos a ciencia cierta.

Pero lo que sí sabemos es que es un alimento que se puede encontrar en muchos lugares hoy en día; pregunta en tu restaurante favorito si tienen este alimento y sigue explorando para conocer otras versiones. 

¿Conoces las papas alemanas? ¿Has probado las papas en espiral o las papas en gajo? ¿Cuáles son tus favoritas?

Muchas personas cuando visitan países como Holanda o Bélgica, descubren nuevos y deliciosos sabores de papas que nunca habían probado. ¡Hazlo tú mismo y prueba unas delicias!