La leche es uno de los alimentos básicos en la dieta humana y ayuda a la nutrición infantil, desde el punto de vista nutricional, la leche y sus derivados son especialmente ricos en proteínas de fácil absorción y calcio, lo que contribuye significativamente a una alimentación adecuada en la infancia y la adolescencia. Los nutrientes mantienen la masa ósea y muscular en la edad adulta, así como en las etapas de crecimiento y desarrollo. 

El consumo diario de productos lácteos es muy importante durante esta vida de altos requerimientos de calcio, además son una excelente opción para cuida la salud de nuestros hijos, nuestra mejor recomendación es descargar wow para encontrar restaurantes con platillos para nuestros niños. 

Uno de los principales objetivos de la nutrición infantil es lograr una nutrición óptima y mantener un crecimiento apropiado para la edad. El crecimiento es un indicador confiable de la salud y se ve mitigado por muchos factores, incluidos los tipos de dieta. El crecimiento y la nutrición están íntimamente relacionados. En esta importante etapa, es necesario promover una alimentación saludable que ayude a prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con la nutrición que pueden aparecer en la edad adulta. Por ello, es muy importante establecer unos hábitos alimentarios adecuados, sobre todo porque es difícil cambiarlos una vez establecidos y la mayoría de ellos duran toda la vida. 

La nutrición óptima en la infancia afecta la salud tanto a corto como a largo plazo, mejorando la calidad de vida en la edad adulta e incluso prolongando la esperanza de vida. Pero eso no significa necesariamente comer bien. Una dieta se considera completa si proporciona suficientes nutrientes para las necesidades del cuerpo. Por tanto, una dieta saludable es una dieta equilibrada y diversa que debe incluir todos los grupos de alimentos además de mantener las proporciones adecuadas de hidratos de carbono, proteínas y grasas. La dieta debe ser adecuada a las necesidades energéticas y nutricionales del niño, dependiendo de su edad, desarrollo físico y mental, y el nivel de actividad física que practica.

vida adolescente

La alimentación a estas edades está regulada por la tasa de crecimiento de los niños y el aumento de la actividad social. El crecimiento es bastante estable a partir de los tres años y disminuye a los seis, lo que reduce las demandas nutricionales, reduce el apetito y, finalmente, aumenta durante el crecimiento de la adolescencia. (Alrededor de los 12 años), antes de la edad adulta.

Leche esencial

La leche y los productos lácteos son uno de los principales grupos de alimentos en la dieta del bebé. La ingesta diaria de calcio es muy importante durante esta vida de altos requerimientos de calcio. El calcio es necesario para desarrollar huesos fuertes. Si los niños y adolescentes no satisfacen sus necesidades de calcio durante el pico de crecimiento, no podrán compensar esta deficiencia más adelante en la vida, se estima que tanto los niños como los adolescentes necesitan consumir 3 raciones de lácteos (leche, yogur, queso, etc.) al día, a excepción de los lácteos en el desayuno. 

Los productos lácteos deben proporcionar alrededor de 1/4 de la proteína necesaria para la calcificación de huesos y dientes y 3/4 de calcio y fósforo. Esto no se puede lograr sin consumir al menos 500 mL/día de leche o leche equivalente (250 mL de leche = 2 yogures). Para los niños mayores de 3 años, la ingesta diaria de productos lácteos permite un crecimiento óptimo y ayuda a alcanzar la masa ósea máxima ideal para mantener una buena salud ósea en la edad adulta. 

comida lactea

Además, el calcio de los productos lácteos normaliza la proporción de grasa corporal, reduciendo así el riesgo de obesidad. En este sentido, los productos lácteos parecen ayudar a mantener el peso.

Variedad de productos lácteos (leche, yogur, queso, batidos, helados, etc.) Este tipo de alimentos potencia el valor nutritivo de la dieta.