Mujer haciendo ejercicio

Si perder grasa está en tu lista de cosas por hacer este verano, la cafeína aumentará tus objetivos de quemar grasa ya mismo.

Sabes mejor que nadie que no hay ninguna píldora mágica que te esculpa el cuerpo perfecto que deseas, pero si quemar grasa corporal es tu objetivo hay algunos suplementos naturales que acelerarán el proceso.

Con un entrenamiento adecuado y un plan de nutrición bien pensado algunos quemadores te ayudarán a conseguir tus objetivos.

un plan de nutrición bien pensado

Así que aquí está el desglose de lo que estos suplementos son y cómo funcionan. Al igual que tu entrenamiento variado, los quemadores de grasa trabajan a través de diferentes sistemas fisiológicos para ayudarte a quemar la grasa corporal de diferentes maneras.

Por eso, la combinación de dos o más suplementos puede ser más eficaz para quemar grasa corporal que tomar sólo uno.

Aquí hay otro consejo divertido:

A veces, posponer un régimen de suplementos hasta que hayas estado a dieta durante un par de semanas puede aumentar tu quema aún más.

Para ayudarte a adelgazar más rápido, te compartimos nuestro elemento de quemagrasa favorito.

Mujer midiendo su cintura

Cafeína

Uno de los fármacos más populares del mercado, este estimulante se encuentra de forma natural en sustancias como el café y el té.

Por qué funciona:

La cafeína te ayuda a quemar grasa corporal a través de diferentes mecanismos. En primer lugar, estimula tu sistema nervioso central, ayudándote a levantar más peso y a entrenar más tiempo y con más intensidad para quemar más calorías.

En segundo lugar, la cafeína anima a tu cuerpo a liberar la grasa almacenada, que puedes utilizar como combustible para tu actividad. En tercer lugar, la cafeína es un supresor natural del apetito, por lo que le ayudará a evitar que ingieras un exceso de calorías a lo largo del día.

Cafeína

Cómo utilizarla:

Las investigaciones demuestran que la forma anhidra (seca) de la cafeína es la más eficaz para quemar grasa corporal. Para obtener los mejores resultados, toma dos dosis al día, una poco después de despertarse y la otra unos 30 minutos antes de los entrenamientos.

Toma 100-200 mg por dosis, hasta un total de 400 mg al día, según tu tolerancia. Y, por supuesto, evita tomarlo a última hora del día para evitar la interrupción del sueño.

En definitiva, aunque este es un gran consejo que funciona para muchas personas no olvides que es importante que vistes a tu doctor.

<<Otros temas: El magnesio es esencial en el cuerpo

¿Son malos los carbohidratos?