Manos agarrando una aspirina
Hogar

Dosis de aspirina y sus diferentes usos

Los beneficios de la aspirina superan con creces el alivio temporal de la fiebre, los dolores y las molestias.

La mayoría de las personas saben que pueden protegerlos de un ataque al corazón o un derrame cerebral , si se toma adecuadamente.

Pero una buena dosis de aspirina tiene muchos otros beneficios potenciales de salud, belleza y personales. A continuación, te explicamos qué otros usos tiene este poderoso medicamento:

Nota: Tomar cafiaspirina elimina dolores cabeza intensos, para que no te confundas de presentación.

Trata afecciones de la piel

Chica con mascarilla de aspirina

Utilizado ya en el siglo V A.C. por Hipócrates para aliviar los dolores y molestias, el ácido salicílico, un derivado del ácido acetilsalicílico (dosis de aspirina), es un polvo extraído de la corteza de un sauce.

Ayuda a eliminar el exceso de grasa y exfoliar las células muertas en la superficie de la piel.

Al disolver la piel muerta y ayudar a eliminar la capa superior de la piel, el ácido salicílico reduce la posibilidad de poros obstruidos, el culpable común detrás de los brotes.

Para hacer tu propia máscara para la piel a base de aspirina, tritura cinco píldoras de aspirina sin recubrimiento y colócalas en un cuarto de taza de agua destilada tibia.

Revuelve bien hasta que la mezcla desarrolle una consistencia pastosa. Si lo deses, puedes agregar una cucharadita de miel a la mezcla para obtener los beneficios de este humectante antibacteriano natural.

Una vez que la mezcla tenga aproximadamente la misma temperatura que tu piel, aplica en cualquier parte del cuerpo afectada por el acné u otros tipos de inflamación, y deje actuar durante unos 10 minutos. Lava con agua tibia.

Se deshace de la caspa

Debido a sus cualidades hidratantes, una buena dosis de aspirina contenida en los limpiadores faciales también es un ingrediente en muchos champús anticaspa.
Tritura dos o tres aspirinas sin recubrir y mézclalas con la cantidad normal de shampoo que usas cada vez que te lavas el cabello.

Alivia picaduras

La dosis de aspirina, con sus propiedades antiinflamatorias, puede ayudar a reducir el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor de las picaduras de insectos.

Haz una pasta de aspirina similar a la que se usa para la piel problemática o simplemente humedece una aspirina sin recubrimiento y aplícala en el área afectada durante unos minutos.

Elimina las manchas

El ácido salicílico en la aspirina ayuda a neutralizar las manchas atacando los compuestos que se encuentran en el sudor y descomponiéndolos.

Mezcla tres aspirinas trituradas y media taza de agua tibia en un tazón. Sumerge la porción manchada de la ropa en el tazón durante unas horas.

Luego, lava la camisa como de costumbre.

Hace crecer tu jardín

Una gran dosis de aspirina funciona tan bien en el exterior como en la piel al activar las defensas naturales de las plantas y prevenir la formación de hongos.

No está de más darte unos consejitos para que las alergías no interrumpan tu día a día.

Disuelve una aspirina no recubierta en un galón de agua y rocía en cualquier planta de interior y exterior.

¡Impresionante lo que una dosis de aspirina puede hacer por nosotros!