dolor corporal en mujeres

Los dolores en el cuerpo son un síntoma común de muchas afecciones. Una de las afecciones más conocidas que pueden causar dolores en el cuerpo es la gripe.

Los dolores también pueden ser causados por las actividades del día a día, especialmente si permaneces de pie, caminas o haces ejercicio durante largos períodos de tiempo.

Quizá todo lo que necesites hacer es descansar y usar algún tratamiento en casa para aliviar los dolores. Pero algunos dolores, especialmente los que duran mucho tiempo, pueden ser señal de una afección subyacente.

En estos casos, es posible que necesites ver a tu médico para un diagnóstico. Él o ella puede crear un plan de tratamiento a largo plazo para aliviar los dolores y otros síntomas asociados.

Estrés

Cuando estás estresado, tu sistema inmunitario no puede controlar su respuesta a la inflamación como siempre.

Como consecuencia, el cuerpo no puede combatir las infecciones o enfermedades tan bien como suele hacerlo. Esto puede causar dolor en el cuerpo, ya que se vuelve más susceptible a la inflamación y a la infección.

Presta atención a otros síntomas de estrés y ansiedad, como:

  • ritmo cardíaco anormalmente alto
  • aumento de la presión arterial
  • sofocos o sudoración fría
  • hiperventilación
  • temblores anormales
  • dolor de cabeza, como dolor por tensión o migrañas

Si crees que el estrés es la causa de los dolores en tu cuerpo, haz pequeños cambios en tu estilo de vida diario para reducirlo tanto como sea posible. Intenta con estos pasos:

-Medita unos minutos al día. Enfócate en tu respiración y deja de pensar en las personas o eventos que te causen estrés.

-Sal a caminar o abandona un ambiente estresante para que puedas alejarte de los desencadenantes.

-Comparte tus sentimientos de estrés con alguien de tu confianza, esto te ayudará a plantear la causa de tu estrés.

Si no puedes dormir debido al estrés, prueba poner en práctica técnicas de relajación antes de acostarte o toma siestas cortas durante el día para renovarte.

Deshidratación

El agua es un componente esencial para el funcionamiento normal y saludable de tu cuerpo. Sin agua, tu cuerpo no puede realizar adecuadamente muchos de sus procesos importantes, que incluyen la respiración y la digestión.

Cuando te deshidratas y estos procesos no funcionan como debieran, puedes sentir dolor físico.

Otros síntomas de deshidratación incluyen:

  • orina oscura
  • mareos o desorientación
  • agotamiento
  • sed extrema

Si no bebes suficiente agua, especialmente en un día caluroso o seco, puedes deshidratarse con facilidad. Debes tratar de tomar alrededor de ocho vasos de agua de 8 onzas (unos 240 ml) todos los días, y tomar más si te mantienes en actividad y transpiras.

Si te deshidratas debido a una afección como la diarrea, toma mucha agua hasta que pase el episodio.

Tomar agua o bebidas con electrolitos adicionales puede ayudarte a mantenerte hidratado y también a reemplazar los electrolitos que se pierden por la diarrea.

Si no puedes retener líquidos, consulta a tu médico de inmediato o busca ayuda médica de emergencia para asegurarte de no deshidratarse severamente.

dolor en el cuerpo

Catarro o gripe

Un resfriado y la gripe son infecciones virales que causan inflamación. Estas infecciones atacan tu cuerpo, y tu sistema inmunitario intenta combatirlas.

La inflamación, especialmente en la garganta, el pecho y los pulmones, puede ser dolorosa. También podrías sentir dolor en el resto del cuerpo, ya que este se esfuerza más para combatir la infección.

Otros síntomas comunes de un resfriado o gripe incluyen:

  • dolor de garganta
  • ronquera
  • estornudos o tos
  • mucosidad espesa y de color
  • dolor de cabeza o dolor de oído

Descansar, beber mucha agua y hacer gárgaras de agua tibia con sal para aliviar el dolor de garganta puede ayudar a que tu cuerpo combata un resfriado o gripe rápidamente.

Los medicamentos de venta libre, como aspirina protect, pueden ayudar a aliviar los síntomas y el dolor.

Si los síntomas de resfriado o gripe duran más de unas pocas semanas, o si no puedes comer, beber o respirar adecuadamente, consulta a tu médico. Puede ayudar a tratar tu infección.

Deficiencia de vitamina D

La hipocalcemia, o un nivel bajo de calcio en la sangre, puede ocurrir cuando no tienes suficiente vitamina D en tu cuerpo.

Muchos de los órganos importantes de tu cuerpo, como los riñones y los músculos, dependen del calcio para funcionar correctamente.

Tus huesos también necesitan calcio para mantenerse saludables. Sin suficiente vitamina D para ayudar a absorber el calcio, puedes sentir dolor en estos órganos y en los huesos.

Otros síntomas incluyen:

  • calambres en el cuerpo
  • espasmos o contracciones musculares
  • mareos o confusión
  • entumecimiento
  • convulsiones

Dile adiós al dolor corporal

Con estos tips que te comparto te aseguro que tu dolor corporal desaparecerá y te sentirás mucho mejor para continuar con tus actividades diarias, si te gusto este post apoyanos a compartirlo con tus amigos.