Mujer hablando con medico recostada por su cirugía

Al escuchar a su médico pronunciar las palabras, “Vamos a tener que operar”, puede enviar un escalofrío por la columna vertebral.

Inmediatamente, preguntas sobre la gravedad de su afección, el procedimiento en sí y la probabilidad de que cure lo que aqueja inunda la mente. Luego, existe la posibilidad de dolor postquirúrgico posterior a cualquier clase de cirugía.

¿Qué tanto va a doler esto?

La mala noticia es que algo de dolor es un compañero inevitable para la mayoría de los tipos de cirugía. La buena noticia es que hay muchos medicamentos altamente efectivos como lo es Paracetamol que sirve para reducir los dolores pos quirúrgico.

Para asegurarse de que está recibiendo el mejor tratamiento posible para su dolor pos quirúrgico, los expertos aconsejan tomar un papel activo y mantener abiertos los canales de comunicación entre usted y su médico, comenzando antes de su cirugía.

¿Qué causa el dolor después de la cirugía?

El corte de la piel estimula las fibras nerviosas para indicar dolor. A medida que el cuerpo comienza a sanar, el dolor debe disminuir y finalmente detenerse. La cantidad de tiempo que dura el dolor después de la cirugía puede depender de varios factores, como los siguientes:

  • La salud general de una persona.
  • La presencia de problemas médicos coexistentes.
  • Fumar cigarrillos

En raras ocasiones, el dolor puede permanecer, aunque no se puede identificar la causa del dolor. Esta condición puede convertirse en dolor a largo plazo después de las cirugías.

Ponte en movimiento

Caminar después de la cirugía es una de las cosas más importantes que puede hacer después de una cirugía. (dependiendo el lugar)

Puede parecer algo simple, pero una caminata rápida cada hora o dos puede ayudar a prevenir complicaciones graves como la trombosis venosa profunda (TVP) y la neumonía.

También puede ayudar a prevenir un efecto secundario muy común y molesto de la anestesia: el estreñimiento. Caminar es una manera suave de volver a la actividad física y puede ayudar a promover el regreso a las actividades regulares.

Hable con su cirujano sobre cuándo puede regresar a actividades más extenuantes, como correr y practicar deportes de contacto. La natación debe esperar hasta que la herida esté completamente cerrada.

La recuperación de la cirugía no debería ser complicada, pero tomará algo de tiempo y energía junto con la voluntad de seguir las instrucciones proporcionadas por su cirujano.

Además del beneficio de una mayor comodidad, los expertos dicen que un dolor bien controlado puede acelerar la recuperación y prevenir problemas a largo plazo.

Una cantidad sorprendentemente grande de personas no siguen esas instrucciones y luego se preguntan por qué tienen dolor, curación lenta o ambas. Su cuerpo sanador necesita tiempo para sanar y no tolerará que lo apresuren, pero ser inteligente puede conducir a una recuperación más corta y un rápido retorno a sus actividades normales.