cuidado del cabello

Es posible que te estés preguntando la diferencia utilizar tinturas de cabello  en tu hogar o en el salón, cuál es la mejor opción para ti y cómo afecta eso a tu rutina de cuidado del cabello.

Cambiar el color del cabello es una decisión que nunca debe tomarse a la ligera, y aprender cada aspecto del proceso es de vital importancia para lograr los resultados que deseas. Ya sea que busques cubrir canas nuevas o cambiar de look, es importante que conozcas la diferencia entre usar tintes en casa y en un salón de belleza.

Con esto en mente, esperamos iluminarte sobre la diferencia entre la coloración casera y profesional y cómo decidir cuál podría ser la mejor para ti y tu rutina de cuidado del cabello.

Tinte en casa

Si decides colorear en casa, recuerda seguir las instrucciones al pie de la letra de la caja de tinte y asegúrate de realizar una prueba de parche para evitar una reacción alérgica.

Elige un color que sea sólo de dos a tres niveles de tonos de tu tono natural, y trata de apegarte al mismo color de tintura y marca para garantizar una combinación completa de colores. Cambiar los productos puede conducir a separaciones poco atractivas y una línea notable.

Tinte en salón

Los tintes de salón se mezclan frescas y se pueden combinar con productos multiplicadores, que pueden ayudar a lograr un cambio de color más dramático sin dañar el cabello.

Además, también pagas por la experiencia de tu colorista. Los estilistas, a través de años de capacitación y trabajo con clientes, tendrán una gran comprensión sobre el proceso del color, los efectos de las tinturas y consejos para el cuidado del cabello después de teñirlo.

La coloración permanente cambia químicamente tu cabello, lo que puede alterar su estructura y debe llevarse a cabo en un entorno profesional. Si estás buscando un cambio drástico, es más que probable que necesites usar blanqueador: un químico fuerte que puede tener efectos dañinos si se usa incorrectamente.

Por esta razón, independientemente de la transición, es importante que consultes a un profesional antes de ponerte artístico con los tintes.

Cuidado del cabello teñido

Ya sea que optes por el hogar o un salón, el cuidado del cabello es esencial para evitar que tu color se desvanezca.

Abstente de lavarlo durante 48 horas después de la coloración, ya que esto ayudará a absorber el color.

Adquiere shampoo y acondicionadores que están diseñados específicamente para el cabello teñido: invertir en productos de buena calidad para el cuidado del cabello es clave para mantener el color y el brillo.

Por último, hidrata constantemente tu cabellera tomando agua y utilizando mascarillas o sérums naturales.

Disfruta de los tratamientos de acondicionamiento semanales, teniendo en cuenta que los que se suministran con un kit de color casero suelen ser únicos y, a menudo, usan aceites más baratos, que no penetran en los folículos pilosos.

Los peluqueros utilizarán tratamientos de alta calidad, de acuerdo con tu tono y la salud del cabello.