tipos de piel

La piel seca e intolerante puede ser una pesadilla. Se pone todo rojo, se comienzan a formar escamas y se vuelve propenso a todo tipo de irritaciones. A veces, parece que todo lo que le pongas causará estragos, pero esto no sucederá al usar un producto que puedes adquirir en tu farmacia dermatológica.

Hay muchas cremas en las que debes confiar porque irán a tu rescate. Su crema de recuperación de la piel afirma ser capaz de calmar rápidamente las irritaciones, ayudar a restaurar la película hidrolipídica y proporcionar una protección duradera. ¿Cómo logra todo esto?

Aceite mineral para la piel

El aceite mineral de grado cosmético, el único tipo permitido para ser utilizado en cosméticos debe someterse a un riguroso proceso de purificación para eliminar todas las toxinas e impurezas. Entonces, es seguro.

farmacia dermatologica

¿Pero es efectivo?

Sí. Uno de los ingredientes más humectantes disponibles en la actualidad, el aceite mineral funciona creando una barrera protectora en la piel.

Pero cuando se encuentra irritada (el mal tiempo, el daño solar, los limpiadores y la sobreexfoliación son solo algunas de las cosas que pueden dañarlo), permite que el agua se evapore y las bacterias penetren dentro del cuerpo. Esto es lo que conduce a la sequedad y causa irritaciones.

La barrera que crea evita la pérdida de agua, restaura la película hidrolipídica de la piel y ofrece protección contra agentes externos que ahora no pueden ingresar. Ahora que la función de barrera de la piel se restablece, las irritaciones se calman.

Cuidados basicos


La piel es tan maravillosamente autosuficiente que podemos llegar a pensar que la tenemos garantizada para siempre o que podemos abusar de ella sin problemas. Pero merece y requiere de cuidados adecuados, principalmente a medida que nos hacemos mayores.

La piel debe mantenerse limpia, pero lavarla excesivamente con jabón la secará, privándola de su lubricante natural: el sebo.

El jabón también puede causar reacciones alérgicas. Si eso sucede, debemos elegir algún producto marcado como “hipoalergénico”. Los productos hidratantes ayudan a lubricar la piel con una película de emulsión de aceite y agua, y no son absorbidos más allá de la capa más externa de la piel.

¿Qué tipos existen?

El tipo de piel de cada persona está determinado, sobre todo, por el tipo de fluido que las glándulas sudoríparas y sebáceas que la componen segregan para mantenerla húmeda.

  • Si esta secreción es más bien acuosa, estaremos hablando de una piel seca o normal.
  • Si es oleosa, se tratará de una piel grasa.
  • Cuando hay un equilibrio en estos fluidos, se habla de piel mixta.

¿Qué cuidados debe tener?

Cada uno de estos tipos de piel requiere de unos cuidados específicos. También la edad, el sexo, los factores ambientales y la fisiología de cada persona resultan factores determinantes para decantarse por un tipo de productos o tratamientos cosméticos.

Además, ante problemáticas como el acné, la hipersensibilidad, el envejecimiento o patologías como la atopia, estos cuidados deben ampliarse. Anualmente, se realizan en las farmacias españolas diez millones de consultas sobre los cuidados de la piel. 

Problemas

Las personas con problemas representan el diez por ciento de todos los pacientes que acuden a los médicos de familia.

Los motivos de consulta son pocas veces considerados “serios”, pero pueden causar dolor o incluso incapacidad, así como problemas sociales y emocionales.

Las enfermedades suelen transmitirse de generación en generación, pero el hecho de que sean hereditarias no quiere decir que sean incurables o que no puedan ser tratadas de forma satisfactoria.

Es posible que te interese: Consejos para una vida saludable