Teñir tu propio cabello en casa es una labor sencilla con la práctica, pero al principio el manejo del tinte de cabello puede ser complicado para manos inexpertas. Por eso, más allá de las instrucciones de la caja, te compartimos una serie de materiales y pasos a seguir para lograr un color de 10.

Esto es lo que necesitas para teñir tu cabello en casa

  • Peine de dientes anchos para desenredar el cabello
    Brocha para teñir
    Clips de plástico para seccionar el cabello
    Camiseta vieja o toalla para atrapar cualquier derrame.
    Vaselina o alguna crema
    Tinte de caja de con el tono de tu elección
    Opcional: tazón para mezclar, guantes de mano si no están incluidos en el tinte de caja

Pasos a seguir para una correcta aplicación

NO TE SALTES LA PRUEBA DEL PARCHE

La regla crucial al usar cualquier tinte para el cabello es asegurarse de que no cause una reacción. Como las fórmulas pueden cambiar y las alergias pueden desarrollarse sin previo aviso, es importante hacer esto cada vez, incluso si has usado la marca antes

Una vez que hayas fijado su color ideal, es hora de preparar tu estación y ponerte manos a la obra. Asegúrate de hacer una prueba de parche e idealmente una prueba en un mechón oculto.

Usa una camisa vieja o colócate una toalla alrededor de los hombros en caso de derrames, y usa los guantes de mano desechables incluidos en la caja antes de manipular tintes, químicos o reveladores.

DIVIDE Y VENCERÁS
Debes usar un peine de dientes anchos para cepillarte el cabello de antemano; el cabello liso significa que no obtendrás mechones de color o parches perdidos. Luego, divide tu cabello en un estilo de ‘moño cruzado caliente’, es decir, cuatro secciones.

Cuando comiences a teñir y aprendas a teñir tu propio cabello, debes esforzarte por mantener tus mechones prolijos para que sea fácil hacer un seguimiento de las partes que se han teñido y las que no. Para seccionar el cabello a medida que avanzas , puedes usar el peine, o incluso solo la punta de la botella de color “.

RECONSIDERA TU TÉCNICA
Recomendamos usar el ‘método de puntos’ al aplicar el color. Prácticamente, esto significa apretar la botella y colocar el color en una línea a lo largo de la sección de separación, y luego frotar los puntos en las raíces para una cobertura máxima. La técnica realmente es todo.

El truco aquí es tomarte tu tiempo y realmente asegurarse de haber atrapado hasta las últimas canas. Las canas rebeldes tienden a aparecer alrededor de la línea del cabello, por lo que vale la pena prestar especial atención a esta área cuando se aplica el color .

ABORDAR LA ESPALDA
Teñir la parte de atrás de tu cabeza es, sin lugar a dudas, la parte más difícil de teñir el cabello en casa, especialmente cuando estás solo. Tu situación ideal es, obviamente, tener a alguien más que revise tu trabajo y te diga si has faltó color.

Sin embargo, puede crear resultados iguales si te tomas un tiempo y usas un espejo de mano. Naturalmente, confiarás más en la ‘sensación’ cuando llegues a la parte posterior de la cabeza, pero si usas el método del espejo doble (una mano espejo que refleja la parte posterior de tu cabeza en un espejo más grande), podrás ver claramente si se ha perdido un lugar .

QUITA SUAVEMENTE LAS MANCHAS
Hay un par de formas de evitar que el color manche la piel. Si estás en casa, la vaselina funciona bien. También puedes comprar una crema protectora en las farmacias. La mejor forma de dejar de teñir la piel es no dejar el color en la piel durante demasiado largo.

Humedece una ronda de algodón y limpia con cuidado alrededor de la línea del cabello, teniendo cuidado de no quitar el color del cabello. Si has dejado el color y se ha manchado, aplica champú en un algodón y frota vigorosamente.