alergias en la habitación

Hoy en día las alergias son un problema que afecta al 60% de la población. Existen muchos factores que pueden desencadenar estas alergias, por lo que la guerra para controlar los síntomas es algo de todos los días para quienes sufren de estos malestares.

Uno de los lugares que más impacta en el control de alergias es la habitación, por lo que en este artículo estaremos revisando algunos consejos que pueden ayudarte a mantener las alergias fuera de tu casa aparte de los clásicos medicamentos para las alergias.

Disminuye al mínimo el uso de telas y otros materiales textiles

Algunos de los principales factores alérgenos se acumulan en las telas, esto incluye alfombras, tapicería, cortinas, ropa de cama e incluso en los colchones. Para poder evitar la acumulación de factores como el polvo, el moho o los ácaros, es recomendable reducir al mínimo las telas que se guardan en tu cuarto.

Procura tener un cuarto libre de muebles que no son necesarios, elimina las alfombras y procura tener un piso que se pueda limpiar con facilidad cada día. Lava las cortinas por lo menos una vez cada 15 días y cambia de sábanas y fundas de almohada cada tercer día.

Dado que el colchón es un elemento mucho más difícil de limpiar, intenta conseguir colchones hipoalergénicos que no acumulen ácaros en su interior y que estén fabricados con materiales adecuados como el látex.

Busca ropa de cama adecuada para ti

Los juegos de sábanas y fundas pueden venir en una infinidad de materiales y aunque hay algunos que son más cómodos o suaves al tacto, no siempre son los mejores cuando se trata de disminuir los elementos alérgenos.

En cuanto a materiales de sábanas, es mejor que contengan un alto porcentaje de poliéster; si bien no es el material más fino, si es el que menos tendencia a guardar polvo y ácaros contiene. Para el tema de colchas y edredones, evita los rellenos de material como plumas de aves. Por suerte, hoy en día se pueden encontrar productos especializados para este tipo de problemas y que utilizan materiales como fibra vicoelástico, poliéster o algodones tratados, los cuáles seguirán conservando la sensación suave al tacto, pero tienen una menor tendencia a guardar polvo o moho. Este tipo de ropa de cama se puede lavar con mucha facilidad y tienen una alta duración, por lo que son una muy buena opción.

Mantén a los ácaros fuera de tu cuarto

Seguramente ya has escuchado hablar de los ácaros en algún otro momento. Estos son pequeños insectos que no son visibles para el ojo humano. Sin embargo, son los causantes de la mayoría de los malestares y alergias dentro de la habitación. Estos bichos, no se les puede matar con insecticidas convencionales, lo que además resultaría en algo perjudicial para la respiración.

Los materiales textiles como sábanas y colchas son el lugar favorito de estos pequeños enemigos. Se dice que en un colchón de tamaño matrimonial suelen encontrarse millones de estos pequeñines ya que les encantan los lugares oscuros, cálidos y con un grado de humedad.

Procura poner cubiertas hipoalergénicas tanto en las almohadas como en los colchones de manera que los ácaros no encuentren un lugar agradable para hospedarse. Estas cubiertas deben de ser muy porosas para que se pueda transpirar adecuadamente y guarden la menor humedad posible.

sabanas al sol

Ayúdate con el poder del sol

Lavar las sábanas cada día puede ser un tema complicado. Simplemente no solemos tener el tiempo para esto cada día. Pero una buena idea es sacar las sábanas y cobijas al sol.

El sol cuenta con propiedades que ayudará a mantener la ropa de cama siempre fresca, matará cualquier acumulación de moho y les dará batalla directa a los ácaros.

Saca todas las mañanas las colchas y juegos de sábanas a tomar el sol por lo menos durante media hora, de esta manera tendrás ropa de cama siempre fresca y libre de los más clásicos alérgenos.

 

Con estos consejo le podrás decir adiós a las molestias alergias y concentrarte en descansar. Esperamos que te hayan servido estos tips y no dejes de visitar otros contenidos de interés.