tips para cambiar el pañal

Son muchos los padres los que lo pasan fatal a la hora de cambiarle el pañal a su bebé. No es plato de gusto para nadie el ver heces aunque sean de tu propio hijo.

Sin embargo y a pesar de todo, las heces de tu bebé son mucho más importantes de lo que puedas pensar en un principio ya que dependiendo del color o la consistencia puede darte una serie de pistas o indicios importantes en relación con la salud del pequeño.

Cambiando el pañal del bebé

Las primeras heces en el pañal de tu bebé

La primera caca del bebé recibe el nombre de meconio y está compuesta de todo lo que ha ingerido el pequeño mientras ha estado en el útero. El meconio tiene un color verde oscuro y suele oler bastante mal.

Con el paso de los días, las heces del bebé deberían volverse de un color más claro y menos consistentes. En caso contrario, deberías acudir al médico para observar si hay algo anormal.

Durante el primer mes de vida es bastante normal que el bebé haga heces después de comer. El aspecto de las heces va a variar según la alimentación que siga el bebé.

Si se está alimentando de leche materna, las heces suelen ser de color amarillo y líquida, mientras que en el caso de tomar leche de fórmula, la caca es mucho más oscura y consistente.

Un bebé que se alimenta de leche materna suele hacer menos heces que otro que toma leche de fórmula.

En cuanto a la frecuencia hay que indicar que con la leche de fórmula, el pequeño puede llegar a defecar al menos una vez al día, mientras que con la leche materna puede hacer caca con menos frecuencia.

Es por eso que debes cuidar bien el área de pañal para evitar rozaduras, un aliado excelente para esta situación es hipoglos que cuida y protege la piel de tu bebé.

tips para cambiar el pañal de tu recién nacido

El color de la popó

Como ya te hemos indicado más arriba, el color y la consistencia de las heces son importantes a la hora de evaluar la buena salud del bebé.

Si observas que las heces de tu bebé son de color verde no tienes por qué preocuparte. Es bastante normal que el hierro presente en la leche de fórmula, haga que el color de las heces sean mucho más oscuras de lo normal. En ocasiones el color verde pueden indicar que tiene virus estomacal.

Si tu bebé tiene menos de 6 meses de edad y hace caca de color blanquecina o gris es importante el acudir al pediatra. El color blanco de la caca puede indicar que el hígado no funciona como realmente debería.

La caca de color naranja es algo normal en bebés que están tomando alimentos sólidos por primera vez en su vida. El color naranja también se puede deber a los medicamentos que ha estado tomando la madre.

En otras ocasiones, las manchas rojas en las heces de un bebé pueden indicar que sufre estreñimiento.

Si por el contrario las heces son demasiado rojas debido a la sangre, se puede tratar de algo más serio ya que pueden indicar que el pequeño sufre una infección estomacal o algún tipo de alergia. En tal caso no debes dudar en ningún momento en acudir al pediatra.

Siempre revisa esto

Las cacas de color negro puede ser la causa de las presencia del hierro en la dieta. Sin embargo en otros casos, el hierro derivado de la hemoglobina hace que la caca sea demasiado negra e indique que puede haber un importante sangrado en los intestinos. Ante ello es esencial el acudir de una manera rápida al pediatra.

El color amarillento en las heces es normal en bebés de pocas semanas que se alimentan con leche materna o de fórmula.

Como has podido comprobar el color de las heces y su consistencia es importante a la hora de comprobar el estado de salud de un bebé.