Taza de café negro

A este punto, todos sabemos que el café matutino nos brinda una amplia gama de beneficios para la salud. Una dosis diaria de café puede ayudar a mantener a raya enfermedades como la diabetes, Parkinson, cáncer de mama y cáncer de colon. También contiene una buena cantidad de antioxidantes. Al hacer algunos pequeños cambios en tu dosis de café diaria, puedes darle un giro saludable.

Antes de comenzar, te recomendamos que aproveches las cafeterías con servicio rápido y complementos de comida. Existen en Starbucks promociones para que prepares tu café matutino con algunas de las sugerencias a continuación y añadas algún desayuno rápido.

Bebe un vaso de agua antes del café matutino

Las personas que comienzan su día con un café se quejan de la deshidratación. Si tú eres uno de ellos, procura tomar un vaso de agua antes de tomar un café por la mañana. Debido a que el café es diurético (provoca la pérdida de líquidos) por naturaleza, asegúrate de tener suficiente agua durante todo el día para mantenerte bien hidratado.

Mujer tomando un vaso de agua

Cuida la cantidad de azúcar

La ingesta diaria de azúcar recomendada es de seis cucharaditas. Entonces, si disfrutas tu café con azúcar, usa cucharas o sobrecitos directamente para medir. Los sobres de azúcar tienen la medida de una cucharadita. Como recomendación, no uses más de media cucharadita para tu café con el fin de seguir la ingesta recomendada .

Complementa tu café matutino con leche vegetal

Los productos de origen vegetal tienen muchas propiedades: más nutrientes, antiinflamatorios y tienen ácidos grasos omega-3. Acompaña tu próxima taza de café matutino con leche de almendras, avena, soya o coco, ya que son bajas en calorías y te aportan grasas monosaturadas saludables.

Café matutino con leche de coco

Agrega especias a tu café matutino

Agregar especias como canela, jengibre, clavo y nuez moscada no solo le da sabor y aroma a tu café, sino que también aumenta los antioxidantes que contiene. La canela tiene algunos beneficios adicionales como regular el azúcar en sangre y la insulina. Estas especias también se llaman especias dulces, por lo que no agregues mucha azúcar a tu café si añades algunos de estos ingredientes.

No agregues edulcorantes artificiales

Aunque tu edulcorante puede decir “sin calorías”, los investigadores dicen que los edulcorantes artificiales aumentan los antojos y están relacionados con enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2 y los accidentes cerebrovasculares. Entonces, no agregues azúcar añadida o artificial a tu café matutino. O, en su defecto, consume una menor cantidad.