principios-de-productividad

No, no estamos diciendo que debas usar un traje de pantalón mientras trabajas desde tu casa. Pero, por favor, no trabajes siempre en pijama.

Cuando le damos más seriedad a las cosas, es cuando todo sale mejor. A menos que haya una reunión en la que tengas que parecer profesional, el guardarropas favorito para trabajar desde casa es la ropa deportiva.

Con el auge de la tecnología y el espíritu empresarial, parece que ahora más personas trabajan desde el hogar. Si le sumamos el tema de la pandemia, esto del home office es más común para muchas personas.

La mayoría ha tenido la experiencia de trabajar en un entorno de oficina corporativa, pero trabajar desde casa no era tan viable entonces. No obstante, no siempre es fácil hacer el cambio, así que aquí están cinco consejos para trabajar desde tu hogar.

productividad en casa

1. Crea un espacio de trabajo específico

No tener una configuración de oficina típica es claramente la mayor diferencia cuando se trata de trabajar desde casa.

Lo más importante es dedicar un espacio en tu hogar que sea solo para trabajar porque te brinda la estructura que proporciona un entorno de oficina.

Lo bueno de trabajar desde casa es que tienes el control para crear el entorno en el que seas más productivo y, si tus hijos están contigo haciendo la tarea, esto les ayudará a concentrarse.

Si eso significa crear una oficina real en casa, hazlo. Si eso significa sentarse en el sofá con un escritorio de regazo, hazlo. Recuerda que no hay reglas para trabajar desde casa, así que haz lo que te ayude a ser más productivo.

2. Haz una lista de prioridades cada día o semana

Somos grandes admiradores de las listas, y son fácilmente una arma secreta cuando se trata de trabajar con éxito desde casa.

Hacer una lista de prioridades de las 5 o 10 cosas principales que nos gustaría hacer en el día o la semana es una herramienta extremadamente útil. Eso te ayuda a mantener el rumbo.

Es un gran factor de motivación permanecer concentrado hasta que hayas terminado las tareas importantes del día.

3. Cíñete a un horario para evitar distracciones

Mucha gente teme la idea de trabajar desde casa porque cree que distrae demasiado. Si bien es cierto que la libertad de trabajar desde casa puede causar distracciones, se puede trabajar más porque se tiene el control del horario, entorno y productividad.

Es importante recordar que trabajar desde casa significa que tienes que … bueno, ¡trabajar! Decide tus horas, prepara tu lista de prioridades y no te concentres en ninguna tarea del hogar o de la vida hasta que termines tu día de trabajo.

4. Vístete para el éxito

Insistimos, no estamos diciendo que debas usar un traje de pantalón mientras trabajas desde tu sala. Pero, por favor, cámbiate la pijama. El solo hecho de saber que te verás decente, hará que te tomes tu día laboral en serio.

La ropa deportiva es cómodo, presentable y automáticamente da la sensación de logro. También es un factor de motivación para hacer ejercicio, pero lo guardaremos para otra publicación.

5. No olvides hacer una pausa

Después de trabajar desde casa durante un tiempo, tu mayor lucha será saber cuándo tomar un descanso.

Tómate un tiempo para darte un gusto, ya sea para tomar una bebida, un delicioso alimento o un postre. De verdad, tómate el tiempo necesario. Puedes descargar tu app wow+ y comenzar a recibir grandes beneficios desde la comodidad de tu casa o en tu próxima visita a tu restaurante favorito.

Ahora trata de tomar al menos 30 o 60 minutos al día para salir, hacer mandados o hacer algo que no tenga nada que ver con la pantalla de la computadora. Eso te permitirá ser más productivo a largo plazo.