Taza de café caliente

La mayoría de los amantes del café están constantemente perseguidos por la culpa de pensar que no es bueno para su cuerpo. Pero en realidad no es tan malo. El café puede ayudarte en tu camino hacia una buena salud, cuando se toma de la forma correcta.

Es por eso que se recomienda tomar máximo dos tazas (500 ml). Es por ello, que te sugerimos contar con una tarjeta de cliente frecuente digital de tu cafetería preferida, como podría ser Starbucks. Podrás utilizarla con cada consumo y obtener rewards los cuales se convierten en bebidas o alimentos gratis.

Puedes tomar café hecho en casa o comprado en una cafetería, pero aquí hay algunas formas de aprovechar al máximo tu hábito de tomar esta bebida.

Aprovecha al máximo tu hábito de tomar café

No lo bebas antes de las 10 am

Las investigaciones muestran que las personas se sienten bastante alerta durante la primera o las dos primeras horas después de despertarse debido a los altos niveles de cortisona en el cuerpo. “Necesitas” esta bebida cuando llegas a la oficina porque para entonces tus niveles de cortisona disminuyen.

Espacia tu consumo

Los investigadores han descubierto que las dosis pequeñas y frecuentes de cafeína son más efectivas que una dosis enorme a primera hora de la mañana.

Mujer tomando una taza de café

No bebas café con tus comidas

Tómalo una hora después del almuerzo, cuando tengas sueño. Evita tomar café después de la cena. Puede parecer algo reconfortante, pero arruinará tu sueño, a menos que sea descafeinado.

Por otro lado, tomar un café antes de una siesta puede ser lo mejor que se puede hacer. La investigación muestra que beber cafeína antes de una siesta energética da como resultado una mejor productividad después de despertarse.

Toma un vaso de agua por cada taza

La cafeína tiene propiedades diuréticas. Eso básicamente significa que orinas con más frecuencia y pierdes más agua del cuerpo. Necesitas reponer esa deshidratación a tu cuerpo.

Mide cuánta cafeína consumes

Se cree que alrededor de 400 mg de cafeína al día son seguros para los adultos. Si sobrepasas esta cantidad, puede provocar irritabilidad, malestar estomacal e insomnio.

Sirviendo café de cerca

El café después de estudiar estimula la memoria

Si acabas de asistir a una clase complicada o pesada y te han puesto a cargo de un proyecto difícil, tómate una taza con cafeína antes de comenzar a hacer una lista de tareas pendientes.

Quema grasa y da energía

No solo te motivará para hacer ejercicio, también mejorará tu resistencia al usar grasa como combustible para perder peso.

Pero el beneficio real de un café es cómo lo tomas. Agregar leche y azúcar no es la mejor manera de hacerlo. En su lugar, bébelo negro o con lácteos de origen vegetal, como leche de almendras, soya, avena o leche de coco. Cambia el azúcar por miel de abeja. Evita la leche de vaca y los edulcorantes artificiales si quieres tomar tu café de manera saludable.