Pañales de tela en tendedero

Si estás por tener un bebé y quieres investigar qué es mejor, si los pañales desechables o los pañales de tela, llegaste al lugar indicado. Para evitar que los nuevos padres se rompan la cabeza con esta disputa, traemos para ti algunas cosas que quizás no sabías sobre el cambio de pañales de tela:

¡Hay todo un mundo de opciones!

Pañales de tela doblados en un cajón

Todo en uno, todo en dos, pliegues, pañales de bolsillo, híbridos, conchas, accesorios, inserciones. Materiales como: bambú, carbón, vellón, micro vellón. El número de opciones es confuso y es difícil saber exactamente qué necesitas. Aquí hay un resumen rápido de los principales tipos de pañales:

  • Un todo en uno (AIO) es un pañal que es, como se dice, todo en uno. Esta es la versión de tela de un desechable. Es fácil de usar y entender.
  • Un All-in-two (AI2) es muy similar a un AIO, excepto que tiene una capa absorbente que se puede quitar.
  • Los pliegues previos son los pañales de tela de la vieja escuela. Una pieza plana de material absorbente que requiere una cubierta impermeable para evitar la absorción.
  • Los pañales de bolsillo se llaman así porque tienen un bolsillo en el que puedes rellenar las capas absorbentes.
  • Los pañales ajustados se parecen mucho a los pañales AIO o de bolsillo, ya que tienen la misma forma y tienen clips, sin embargo, NO son impermeables y requieren una cubierta sobre la parte superior para evitar fugas y mechas.

Tendrás que cambiar los pañales con más frecuencia

Los pañales desechables son increíblemente absorbentes, mucho más que los pañales de tela. Debido a esto, deberás cambiar los pañales de tela con mayor frecuencia, cada 2-3 horas.

En ocasiones suele ser imposible cambiar exactamente cada 2 horas a tu bebé y si esto pasa, se pueden producir rozaduras en las pompis y piel de tu criatura, por eso es mejor brindarle la mejor protección con capent, que genera una capa protectora en la piel para evitar lesiones provocadas por la orina y heces.

 

Una marca de pañales de tela podría ser mejor para tu bebé que otra

Esto sucede a veces con pañales desechables, pero también ocurre con los de tela: a veces una marca no le queda muy bien a tu bebé. Quizá tu bebito tiene piernas flacas o, por el contrario, es muy grueso en el área del muslo. Algunas marcas pueden estar mal formadas para tu hijo.

 

Tendrás que lidiar con sus heces

Para este punto es indispensable que aprendas a cambiar pañales, ya que una de las principales desventajas de los pañales de tela es que no puedes moverte: debes lidiar con la popó.

Aparentemente, las heces de bebé son realmente lavables, por lo que no necesitas limpiarla del pañal antes de ponerla en la lavadora. Eso suena un poco asqueroso.

Te mostramos algunas formas de facilitar el manejo de popó:

  • Algunas personas enjuagan el pañal en el inodoro antes de ponerlo en un cubo de pañales (seco)
  • Obtén uno de estos accesorios de manguera y conéctalo a tu inodoro para rociar los pañales antes de colocarlos en un lugar seco
  • Usa revestimientos desechables en la parte superior de la capa de pañal absorbente para atrapar la popó

 

Necesitas lavarlos correctamente

¿Sabes cómo usar tu lavadora correctamente? Probablemente puedas salirte con la tuya si todo lo que estás lavando es ropa. Pero una vez que comiences a lavar los pañales, será mejor que estés lavando esos retoños correctamente.

Los pañales de tela lavados incorrectamente pueden albergar bacterias, aftas y causar sarpullido desagradable. Sin mencionar que son realmente apestosos. Debes saber qué tipo de detergente usar (no es ultra suave), qué temperatura usar y qué tan llena debe estar tu carga.

¿Listo para comenzar tu viaje en el  cambio de pañales de tela? ¿Tienes alguna pregunta sobre este post? Dinos en los comentarios a continuación y haremos todo lo posible para responderte.